Una deuda pendiente con la ciudadanía por parte del Poder Judicial